El dios Seth

Es una de las divinidades más complejas y misteriosas del Antiguo Egipto, aunque junto a Horus, es una de las más conocidas.

Seth
Nombre de Seth

Lo primero que se nos viene a la cabeza cuando oímos mencionar a este dios son sus terribles actos: el asesinato de su hermano Osiris y las luchas que mantuvo con su sobrino Horus por conseguir el poder, acciones ambas que nos llegan de mano de Plutarco (con lo cual, hay que tener cuidado con la manipulación). Y es cierto, Seth, corroído por la envidia de la popularidad de Osiris como rey de Egipto, le asesinó “dos veces”: primero le enterró en vida y después, como Osiris consiguió salvar su cuerpo (gracias a la ayuda de su Mujer, la diosa Isis), lo desmembró y repartió los trozos por todo Egipto. No contento con esto, intentó usurpar el poder al legítimo heredero, Horus. Con este curriculum ¿qué vamos a pensar de él? 

Queda claro que Seth es un dios violento, además de ser reconocido como un dios iracundo y “grande de fuerza”. La asociación de estas características con la de su dominio de los desiertos hacía de Seth un dios temible, cuya potencia se manifiesta mayormente en las tormentas.

¿UN DIOS PELIGROSO?

Pero ¿cómo concibieron un dios tan peligroso los antiguos egipcios? Al plantearnos esta cuestión hemos de hablar de la visión dualista del cosmos de los antiguos egipcios, pues Seth fue colocado en yuxtaposición a Horus, la divinidad que gobernaba la tierra con orden y estabilidad. El mal (caos) y el bien (maat) debían de existir, aunque tuviera que primar el bien y el orden. La existencia del mal es lo que provocaba la existencia (y necesidad) del bien.

Este concepto de dualidad, propio de la cultura egipcia, expresa una idea de complementariedad que para coexistir implica que también subsista su antagonista, es decir, en la realidad hay dos principios que se oponen irreductiblemente pero que, a la vez, son igualmente necesarios. Y Egipto está lleno de ejemplos de esta dualidad: Alto y Bajo Egipto, tierra roja y tierra negra, Occidente y Oriente, corona roja y corona blanca… y Horus y Seth.

ICONOGRAFÍA

Su iconografía resiste toda clasificación zoológica. Aparece como  un animal con cabeza curva, orejas largas de punta cuadrada y cola erecta. Se desconoce el tipo de animal, con lo que se piensa que pudo ser un animal fabuloso como el grifo; e incluso las partes separadas de las especies animales que representaba al dios no han podido ser determinadas (hay sugerencias como chacal, antílope, okapi…).

En ocasiones también lo podemos encontrar como un cerdo, un oryx, una serpiente con cabeza de asno, un hipopótamo macho (en Edfú), etc.

Seth 2

ORÍGENES E HISTORIA

Los orígenes del dios son muy antiguos, y su culto pudo haberse originado en el Alto Egipto, aunque más tarde se asoció al Delta y al desierto. También fue señor de Ombos, jefe del desierto oriental y de los oasis del desierto occidental.  Las primeras evidencias de esta divinidad proceden de la época tinita (II Dinastía), momento en que era objeto de veneración por parte de la realeza. El faraón Peribsen, de la II Dinastía reemplaza en su nombre a Horus por el dios Seth, en un intento de favorecer a esta divinidad local. Su sucesor, Khasekhemuy de Hieracómpolis asoció a los dos dioses. Por otra parte, algunas esposas reales llevaban, entre otros, el título de “aquella que ve a Horus y Set”. 

EA 35597-2
Estela de Peribsen
Estela de Khasekhemuy
Estela de Khasekhemuy

Y es que el mito de las contiendas de Horus y Seth alude a una reorganización del naciente estado egipcio (no existe un relato de nacimiento del estado como tal) y a una formación de la nueva estructura, siendo el relato en si mismo un “mito de unificación”. Este mito además remarca la unificación y reconciliación y presenta al estado como un orden de derecho en el que la violencia existe y debe someterse. En la realidad, la unificación  política y militar tuvo lugar durante el periodo conocido como Nagada IIIAB, es decir, entre el 3300-3100 a. C., cuando el Alto Egipto (Horus) reunifica el estado venciendo al Bajo Egipto (Seth).

Sin embargo, el crecimiento tan rápido de la veneración a Osiris, su hermano, durante el Reino Antiguo, hizo que Seth cayera en desgracia y se convirtiera en ese “hermano malo” que todos conocemos. Los roles ya se encuentran distribuidos en los Textos de las Pirámides, V-VI Dinastías, momento en donde ya vemos las famosas contiendas de Horus y Seth, desarrollando un ciclo mitológico. Durante esta lucha por la sucesión al trono (no olvidemos que Osiris fue un rey legítimo) Seth perdió sus testículos y Horus un ojo. 

Un aspecto curioso es que en los templos dedicados a Horus, como puede ser el de Edfú, la historia de la contienda termina con la victoria total de Horus sobre Seth, mientras que en otras fuentes textuales ambos dioses llegan a un acuerdo para defender las Dos Tierras y su estabilidad, juntos. Esto recuerda a la narración de la batalla de Qadesh por parte de Ramsés II y la auténtica realidad, que es bien distinta.

Las referencias textuales a las que me refería, parece que tienen su articulación a partir del Reino Medio, momento en el cual Seth “el grande en fuerza en la Barca de Millones” fue asimilado a la teología solar y se le encargó el papel de repeler, junto a Horus, a la serpiente Apofis cada noche, desde la proa de la barca del dios Sol que cruzaba la Duat en un intento por desequilibrar el orden cósmico. El concepto de esta lucha perpetua fue emparejada con una historia de un combate singular que tuvo lugar en el pasado mítico: cuando el mundo (Egipto) aún era gobernado por los dioses, Seth luchó contra Yam, el mar insaciable, quien amenazaba con tragarse la tierra. Por desgracia el final de la historia no se conserva, aunque numerosos encantamientos del Reino Nuevo comentan la fuerza de Seth que derrotó al “monstruo marino”.

Seth
Seth luchando contra Apofis

.

Su auge y popularidad crece a partir de esta fuerza tan bruta que desarrolla a lo largo de la historia, dando lugar, durante el Reino Nuevo, una de las épocas más violentas de la historia de Egipto, a una popularidad inusitada.  Durante este periodo (también conocido como Imperio) se suceden multitud de batallas y conquistas por parte de los faraones egipcios, que entran en el juego del poder de la zona de Oriente. Ya durante el periodo Hicso, y sobre todo en las XIX-XX se convirtió en el dios patrón de los ramésidas.

nombre de Seti
Nombre de Seti I en la Lista Real de Abydos

Su auge durará poco pues tras los ramésidas, a finales de la XX Dinastía, se le empezó a asociar al desierto y las tierras extranjeras, desapareciendo su veneración hacia la XXV Dinastía.

BIBLIOGRAFÍA:

-Campagno, M. (2004): Una lectura de la contienda entre Horus y Seth. Del Signo, Buenos Aires. En Google Books.

-Hornung, E. (1999): El uno y los múltiples. Concepciones egipcias de divinidad. Ed. Trotta, Madrid.

-Pinch, G. (2004): Egyptian Mythology. A Guide to the Gods, Goddesses, and Traditions of Ancient Egypt. Oxford University Press.

-Te Velde, H. (1977): Seth, God of Confusion. A Study of his Role in Egyptian Mythology and Religion. E. J. Brill, Leiden.

Anuncios

Escrito por

Licenciada en Historia, especialista en el Antiguo Egipto. Me apasiona el Reino Antiguo, su sociedad y su religión.

17 comentarios sobre “El dios Seth

  1. Una estupenda entrada sobre un Dios muy “malentendido” por muchos. A mí, personalmente, me resulta muy interesante la relación de este Dios con los hicsos.

    Espero ir viendo más entradas como esta, ya que acabo de descubrir tu twitter y este blog. Gracias por compartir información sobre esta parte tan bonita de la historia (sobretodo para los aficionados como yo).

    Me gusta

  2. por cierto, me gustaría preguntarte sobre un tema de bibliografía. Me gustaría adquirir un buen libro sobre mitología egipcia en general (no me importaría si también se incluye mitología del próximo oriente) y seguro que tu sabrías decirme alguno. Eso sí, que no esté en inglés, ya que lo manejo pero no como para leer un libro sobre un tema tan profundo.

    gracias de antemano 🙂

    Me gusta

  3. Muchísimas gracias por comentar y me alegro un montón que te haya gustado esta breve introducción al dios Seth, que como tu dices, es muy “malentendido”, pues la finalidad de este pequeño espacio es dar a conocer la cultura egipcia desde un punto de vista científico y a la vez divulgativo.

    Sobre la bibliografía que me pides, aqui te dejo una pequeña lista:

    -Rosalie, D. (2004): Religión y magia en el Antiguo Egipto, Crítica, Barcelona (Rosalie es una gran egiptóloga y hemos tenido la suerte de que este libro suyo haya sido traducido al español, pues es un manual fundamental para comprender la religión egipcia).

    -Frankfort, H. (1988): Reyes y dioses: estudio de la religión del Oriente Próximo en la Antigüedad, Alianza Universidad, Madrid (otro gran clásico para los orientalistas, pues en la primera parte se habla de Egipto y en la segunda de Oriente)

    -Hart, G. (1994): Mitos egipcios, Akal, Madrid (libro sorprendentemente pequeño pero repleto de la mitología del Antiguo Egipto, y muy bien explicada).

    -Naydler, J. (2003): El templo del cosmos: la experiencia de los sagrado en el Antiguo Egipto, Siruela, Madrid (es un libro un poco pesado, pero completo en cuanto a mitología, cosmogonía y pensamiento egipcio; es un poco “filosófico”).

    -Tyldesley, J. (2011): Mitos y leyendas del Antiguo Egipto, Crítica, Barcelona (a este hombre siempre hay que leerle, dice mucho en pocas palabras).

    -Wilkinson, R. (2004): Todos los dioses del Antiguo Egipto, Oberon (un diccionario sobre los dioses, con una muy buena introducción sobre la religión egipcia en general).

    Espero haberte servido de ayuda, y un consejo: antes de comprar un libro sobre Egipto y quieres algo bueno y científico, infórmate bien del autor. Siempre me podrás preguntar a mi (para esto, o para cualquier otra cosa relacionada con Egipto) 😉

    Saludos

    Me gusta

    1. Muchísimas gracias! Has sido realmente amable proporcionadome esta excelente bibliografía con tus comentarios personales, de verdad.

      Espero seguir leyendo cosas de esta fantástica civilización 😉

      Me gusta

    1. ¡Muchísimas gracias Pablo! El tema de la unificación es muy interesante, y eso que sólo lo he tocado de pasada. Me lo apunto como un tema para desarrollar más en profundidad en el futuro 😉

      Me gusta

    1. muchas gracias por comentar sobre el dios seth pero voy a lo mismo porque ra puso a osiris de rey de egipto y no a seth si eran los dos hijos de ra esta es mi duda he disto la pelicula de dioses egipcios y esta muy bien se asemeja a la mitologia de egipto gracia por lo bien que lo haces un saludo

      Me gusta

      1. Efectivamente, como bien dices Osiris fue el primer rey para los egipcios, y luego Seth le asesina para ocupar su lugar. Hijos de Re son muchos dioses, porque Re es como un dios principal, es el sol en sí mismo, y como tal da vida a todo.

        Me gusta

  4. Tu blog es excelente , claro y sencillo , Seth es un personaje muy interesante porque da la impresión que entorno a su imagen hay mucha propaganda , por favor me puedes recomendar un libro que profundice sobre él , porque hay muchísimo material sobre Osiris y Horus , también si puedes recomendarme lectura sobre Re-Horakhty , no sé si conoces a Robert Bauval en su libro Misterios de las Pieamides , habla sobre este dios y como el clero no respetó el Maat durante el reinado de Akhenaton , su visión es cosmológica basándose en el calendario egipcio y las estrellas , gracias Aroa .

    Daniel .

    Me gusta

    1. Hola Daniel! Muchas gracias por tus palabras, me alegro que te guste tanto 🙂
      Si, como dices, la figura de Seth siempre ha sido muy denostada, pero por parte de historiografía posterior, empezando por los griegos. Un libro muy recomendable sobre este dios es “Seth, god of confusion”, de Te Velde.
      Respecto a Robert Bauval, si que lo conozco y he leído algunas cosas suyas, sin embargo no las considero científicas, sino pseudocientíficas, por lo que no acepto sus propuestas.
      Y respecto a Re-Horajti debes buscar bibliografía de Ra, ya que Ra Horajti es una de sus formas.

      Espero haberte ayudado.

      Un saludo

      Me gusta

      1. Gracias por tu respuesta y el libro que me recomiendas , olvide preguntar algo que no nadie responde : Porque Seth protege la barca Solar contra la Gran Serpiente si es enemigo de Horus ( y Osiris) ? No hay una contradicción ahi ? No hay en el fondo una relación quizas entre Horus y Apopis que no se ve ? Es extraño , pero como cientifica que es usted no le llama la atención en las similitudes entre varias culturas ? Yo tengo una foto con una momia precolombina , el detalle es que tiene varios tatuajes y entre ellos el chacal de Seth ( identico) junto a la estrella de ocho puntas ,según la persona del Museo era una sacerdotisa , para mi es muy interesante constatar similitudes increíbles entre la gran cultura egipcia o Mesopotamia y la cultura precolombina , bueno gracias por dedicarme un poco tiempo .

        Daniel.

        Me gusta

      2. Los antiguos egipcios tenían lo que se llama “multiplicidad de aproximaciones”, es decir, todo lo que se diga o escriba es cierto, aunque se contradigan las ideas. De todas maneras, Seth no es enemigo de Horus ni de nadie, sino que es una parte que complementa a los otros dioses.
        Respecto a las similitudes no tengo nada que opinar, ya que mucha simbología cultural no son más que arquetipos en todas las culturas.

        Un saludo

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s