Ataúdes Rishi

Hace pocos días veíamos con interés en los medios de comunicación, el hallazgo de un ataúd Rishi perteneciente a la XVII Dinastía, por parte del equipo del Proyecto Djehuty en Dra abu el-Naga.

En la página oficial del CSIC teneis información detallada, fotografías y vídeos. Pinchad aquí.

Y  en el diario de la excavación, podéis ver cómo lo vivieron los protagonistas. Pinchad aquí.

Ataúd de Neb
Ataúd de Neb

La verdad es que el hallazgo fue espectacular, además de que hacía muchos años que no se descubría este tipo tan particular de ataúd. Pero….¿que es un ataúd Rishi? ¿cuándo surge?

Pues bien, vamos a hablar un poco de ellos:

CONTEXTO HISTÓRICO

Este tipo de ataúdes surge en la XVII Dinastía, un periodo complicado en la historia del Antiguo Egipto. Nos encontramos ya finalizando el llamado Segundo Periodo Intermedio, en torno al 1580 a. C. Este es el periodo conocido por el dominio hicso desde Avaris, al norte del país. Un dominio extranjero e invasor.

La XVII Dinastía, gobernando desde Tebas, y con la necrópolis de Dra Abu el Naga como la principal (donde está trabajando el Proyecto Djehuty), va a mantener un enfrentamiento continuo contra los hicsos de Avaris. El último rey de la XVII Dinastía, Ahmose, casi conseguirá derrotarles, pero habrá que esperar a su hermano, Kamose, fundador de la XVIII Dinastía y del Reino Nuevo,cuando termine y sea expulsado el dominio hicso.

Vista aérea de Dra Abu el Naga
Vista aérea de Dra Abu el Naga

Por si estos problemas fueran pocos, los egipcios perdieron el poder sobre el territorio de Nubia, momento que fue aprovechado para formar en Kerma una poderosa dinastía que llegará a ser el reino de Kush.

Como veis, nos encontramos ante una época convulsa, con la fragmentación de las Dos Tierras. Esto es demasiado para los faraones “legítimos” como Kamose, quien se queja en una estela así:

¿Por qué he de contemplar mi poder mientras hay un Gran Hombre en Avaris y otro en Kush, sentados unidos con un asiático y un nubio mientras cada hombre posee su parte de Egipto?

En el trascurso de estos acontecimientos, que apenas ocupan 6 generaciones, se produjeron importantes cambios culturales y políticos. La fragmentación del país hace que la información textual que nos ha llegado sea contradictoria, mientras que la arqueológica es escasa.

LAS CREENCIAS FUNERARIAS. LOS ATAÚDES

El ataúd es uno de los objetos funerarios más importantes para el viaje al más allá; se le conocía como “señor de la vida” (recordemos que los egipcios “no morían” sino que renacían en el más allá, la Duat). Y era tan importante porque se encargaba de proteger el cuerpo del difunto de cualquier mal (depredadores, el paso del tiempo, saqueadores…) pues éste tenía que estar completo para poder resucitar. Los ataúdes se conocen desde antes del Reino Antiguo, y en su evolución se reflejan los cambios políticos y culturales que se sucedieron a lo largo de la historia de Egipto. Uno de estos cambios va a suceder durante la XVII Dinastía, momento en el cual surgen nuestros ataúdes tipo rishi.

  • Ataúdes tipo rishi

En la XVII Dinastía se produce un cambio radical respecto a la iconografía de los ataúdes, que durante el Reino Medio eran rectangulares. Y será en la propia Tebas, la capital de ésta dinastía donde empezarán a adquirir relevancia los ataúdes momiformes, como son los de tipo rishi.

Ataúd de Rini (1640-1550 a. C.)
Ataúd de Rini (1640-1550 a. C.)

Esta innovación morfológica coincidirá con el nuevo estilo decorativo, que destaca por el patrón de plumas que lo cubre. Los egipcios del siglo XIX los llamaban “rishi”, que en árabe significa “pluma”, y así es como se los conoce hoy en día.

En este tipo de ataúdes podemos ver el rostro del difunto y su tocado (que en ocasiones está formado por largas plumas) adornado con el ureus, la cobra que se alza sobre la frente y que representa a la diosa Uadjet. A partir de los hombros tenemos sendas alas de pájaro desplegadas y pegadas al cuerpo llegando hasta los pies. Algunos sarcófagos incluyen sobre la zona del abdomen la representación de la diosa buitre, Nejbet, con las alas explayadas.

Dos de las diosas más importantes para estos ataúdes son Uadjet, la cobra, y la personificación de la Corona Blanca que correspondía al Bajo Egipto y Nejbet, la diosa buitre, personificación de la Corona Roja y del Alto Egipto. Con la presencia de estas Dos Señoras, los reyes tebanos aludían a la situación política del momento, y proclamaban sus pretensiones políticas de expulsar a los asiáticos y volver a unir las Dos Tierras.

Uadjet y Nejbet
Uadjet y Nejbet

Primeramente fue un tipo de ataúd que durante sus comienzos fue utilizado tanto por reyes como por la elite (como debió ser Neb, del Proyecto Djehuty) y ya en la XVIII Dinastía, con un Egipto unificado de nuevo, fueron las clases altas quienes los utilizaron.

  • Simbolismo y finalidad

La intención de estos ataúdes queda clara: mostrar al difunto como un ser alado, pero con cabeza humana. Pero ¿qué significa este tipo de decoración que surge tan de repente? La verdad es que no lo sabemos, sumándose así a los incontables interrogantes que nos ofrece la cultura egipcia. 

La idea del difunto transformado en ave no era nueva en este periodo (recordad que estamos hablando de la XVII Dinastía), pues gozaba de tradición y era parte de las ideas religiosas y funerarias de la elite, con el fin de alcanzar la eternidad. Así queda constatado en el Reino Antiguo, momento en el cual los reyes tenían un  destino solar y eterno que conllevaba la necesidad del faraón de ascender al cielo. Para ello (y para muchas otras razones más que me reservo para otra entrada) se llevaron a cabo las grandes construcciones monumentales, las pirámides, aparte de textos que proclamaban su eternidad gloriosa y la necesidad de ascender al cielo por la eternidad.

En estos momentos, en donde el caos reinaba Egipto con los hicsos por el norte y los nubios por el sur, dotar de alas al difunto salvaba la dificultad obvia de construir aquellos grandes monumentos funerarios que actuaban realmente como escaleras al cielo. Además de que asistimos al resurgimiento de la idealización de Egipto como entidad política y de sus reyes; se vuelve a una tradición eclipsada por la ocupación hicsa.

Otra de las teorías más difundidas es la de que realmente se trata de las alas de una diosa protectora, como pudieron ser Isis y Neftis, esposa la primera y hermanas las dos de Osiris, el dios que murió y que volvió a resucitar gracias a la ayuda de sus hermanas.

La duración de esta iconografía emplumada va a ser muy breve: a finales de la XVIII Dinastía desaparece prácticamente (aparece esporádicamente durante las XXI-XXVI Dinastías). Es por eso por lo que el reciente hallazgo del Proyecto Djehuty es tan importante, más allá de que sea un ataúd “bonito” o que la momia que yace dentro nos informe un poco más sobre su historia. Quizás, gracias al esfuerzo y estudio de esos grandes profesionales que son nuestros arqueólogos, podamos conocer un poco más sobre la  simbología de estos preciosos ataúdes.

BIBLIOGRAFÍA:

-Grajetzki, W. (2003): Burial Customs in Ancient Egypt: Life and Death for Rich and Poor. Duckworth Egyptology, Londres.

-López Grande, M. J., (2003): Damas aladas del Antiguo Egipto. Fundació Arquelògica Clos. Museu Egipci de Barcelona.

-Miniaci, G. (2011): Rishi Coffins and the funerary culture of the Second Intermediate

Period Egypt. GHP Egyptology 17, Londres.

-Taylor, J. (2001): Death and the Afterlife in Ancient Egypt. The University of Chicago Press.

Anuncios

Escrito por

Licenciada en Historia, especialista en el Antiguo Egipto. Me apasiona el Reino Antiguo, su sociedad y su religión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s