“El Antiguo Egipto. Anatomía de una civilización”, de Barry J. Kemp

Barry J. Kemp, profesor de Egiptología en la Universidad de Cambridge, autor de numerosísimas publicaciones de toda índole egiptológica y director de las excavaciones en El-Amarna, nos adentra en un Egipto que se desprende de los tópicos que siempre le han acompañado, analizando su evolución desde otro punto de vista.

A lo largo de sus casi 400 páginas (por lo menos en la edición Crítica, de Barcelona) Kemp nos narra la Historia de Egipto dividida en tres partes y siete capítulos.anatomia de una civilizacion

La primera parte nos habla de la formación de una identidad, con gran relevancia en la visión egipcia del pasado. La formación del estado egipcio desde el punto de vista cultural (tradición, religión) y físico (arquitectura y vestigios arqueológicos), junto a la ideología, es  un caso particular sin comparación; la reconciliación entre forma y función en los monumentos es una de las destrezas egipcias más aplaudida. La concentración física de los asentamientos y la interacción entre los mismos nos ayudarán a comprender el origen de muchos mitos y tradiciones que perdurarán a lo largo de toda la historia del Antiguo Egipto, siendo el ejemplo más paradigmático el del dios Horus. Además, el análisis de los yacimientos antiguos como Nagada, Hieracómpolis o Abydos se hace imprescindible para conocer “físicamente” otro de los grandes mitos, el  de la unificación.

Ya en la segunda parte del libro el tema es un poco más duro: administración y el sistema burocrático. El sistema administrativo egipcio es conocido gracias al hallazgo de numerosos papiros. Kemp se detiene especialmente, en el reparto de las raciones, esto es, a falta de dinero en Egipto, los sueldos eran raciones de alimentos. La economía egipcia es muy particular.

Y ya, la tercera parte del libro, se centra de lleno en el Imperio Nuevo, donde podemos ver la evolución de una sociedad más pluralista. Donde mejor se refleja dicha evolución es en la arquitectura de los templos (Karnak es el mejor ejemplo de esta época). Otro aspecto a destacar es el culto al dios Amón, uno de los dioses más influyentes, que se impuso como dios dinástico; y Tebas, su lugar de origen, se impuso como la ciudad ceremonial. Copio un fragmento del Papiro Leyden 1350 que repite Barry J. Kemp sobre la ciudad de Tebas:

Tebas es el modelo de todas las ciudades. En el principio de los tiempos, el agua y la tierra estaban aquí dentro. Llegaron las arenas que la cubrieron de suelo seco, que crearon un terreno en forma de montículo en ella, cuando apareció la tierra. Y así la humanidad apareció también en ella, con la intención de fundar todas las ciudades en su nombre. Pues todas se llaman “ciudad” a ejemplo de Tebas. 

En el capítulo VI, que trata sobre el nacimiento del hombre económico, Kemp nos vuelve a dar una lección sobre economía pero esta vez con más profundidad. Los distintos papeles de las autoridades, la economía privada e incluso las labores de los ladrones, son analizados desde el punto de vista económico y social. También nos explica como se hacía economía sin dinero, algo más que un simple trueque.

Por último, Kemp dedica un capítulo a la ciudad de El-Amarna. Se trata de una síntesis muy completa sobre su fundador (Akenatón) y los problemas teológicos de la época y el aspecto físico de la ciudad (por algo fue el director de sus excavaciones). El capítulo se acompaña de magníficos planos y reproducciones de relieves. Si queréis saber más de El-Amarna, podéis visitar su proyecto aquí 

Valoración:

En mi opinión es un libro fundamental para todo egiptólogo, y de hecho, es una de las primeras lecturas que mandan en la carrera universitaria de Historia. También puede ser leído por futuros arqueólogos, pues está escrito por un arqueólogo y eso, se nota;, o por cualquier amante de la Historia bien escrita.

No es un manual al uso con listas de reinados y guerras más importantes, sino que intenta ver al egipcio real, al que está detrás de los cambios políticos y de los templos. Quiere reflejar el día a día de un egipcio con su ración diaria conseguida gracias a su esfuerzo en el trabajo. Es una manera distinta de estudiar la sociedad humana, en donde la cultura juega un papel muy importante.

Por su parte, Kemp, a lo largo de toda la obra, trata de introducirnos en una mente egipcia, muy distinta de la nuestra, salvando las barreras culturales, y donde podemos ver como la conciencia humana tiene en el fondo la misma naturaleza. Para comprender la cultura (la nuestra o la de los demás) debemos entender la mente humana.

Acompañado de maravillosos planos de todo tipo de construcciones, y de reproducciones de relieves, Kemp nos adentra en la vida más real del egipcio antiguo.

Ficha bibliográfica:

Título: El Antiguo Egipto. Anatomía de una civilización.

Autor: Barry J. Kemp.

Edición: 1ª edición en 1992

 

Anuncios

Escrito por

Licenciada en Historia, especialista en el Antiguo Egipto. Me apasiona el Reino Antiguo, su sociedad y su religión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s