Las ciudades del Antiguo Egipto

¿DÓNDE VIVÍAN LOS ANTIGUOS EGIPCIOS?

Estamos acostumbrados a las grandes arquitecturas de templos y tumbas realizadas en piedra, y pensadas para durar toda la eternidad, pero cuando nos vamos a la vida cotidiana, al día a día y a los hogares de los egipcios vemos una arquitectura muy distinta.

Las casas de los antiguos egipcios, que se distribuían a lo largo de la orilla del Nilo, se agrupaban dando lugar a los poblados y las ciudades, asentamientos sobre los que trataré en este artículo.

Pero, antes de entrar en materia, ¿podríais decirme qué es una ciudad en el mundo antiguo? La definición con respecto a la ciudad moderna cambia, pues mientras ahora nos ceñimos más por la importancia numérica, en el Antiguo Egipto nos fijaremos más en su importancia económica o religiosa, así como en su posición geoestratégica dentro de una determinada región o Estado. La ciudad actúa como intermediario entre el gobierno central y la región que la rodea, siendo un elemento integrador.

Con estas características, ¿podemos decir que en Egipto había ciudades? Si, si que había, pero son muy poco conocidas, y los guías turísticos no suelen hacer visitas por ellas, ya que solo hay barro y trozos de cerámica (con un poco de suerte) desperdigados por ahí. El desconocimiento de los asentamientos urbanos egipcios se debe a la escasez de datos que tenemos sobre ellos.

Haciendo ladrillos de adobe en Rumanía (Fuente: wikipedia)
Haciendo ladrillos de adobe en Rumanía (Fuente: wikipedia)

LOS PROBLEMAS A LA HORA DE ESTUDIAR LOS ASENTAMIENTOS EGIPCIOS

Pero ¿por qué se conocen tan mal las ciudades egipcias? La primera razón debemos buscarla en la historiografía, pues siempre se ha preferido estudiar los templos y las necrópolis, las grandes arquitecturas que permanecen casi inalteradas al paso del tiempo, y la arqueología urbana no se ha preocupado por este estudio hasta bien entrado el siglo XX.  La información que pueden aportar este tipo de arquitecturas puede parecer más relevante, aportando además objetos más valiosos, que los simples vestigios de la gente del común, cuando realmente, es a través de estos restos como podemos acercarnos aún más a la vida real de sus personajes.

Por otro lado, también tenemos dificultades técnicas de localización, ya que la mayoría de los yacimientos se han perdido debido al uso de materiales perecederos como es el adobe, usado para la construcción de las viviendas. Y ¿qué es el adobe? Pues son ladrillos realizados con arcilla y paja y secados al sol, y aunque parezca muy simple (hoy en día aún lo encontramos en muchas zonas rurales de todo el mundo), se trata de uno de los elementos de construcción más antiguos y más duraderos que existen, cuya cualidad más importante es que regula la temperatura interior, dejando los espacios frescos en verano y cálidos en invierno. Es decir, era ideal para el Antiguo Egipto. Dicho material, además de ser más perecedero, era extraído por los campesinos egipcios a modo de abono natural.

Otras veces el problema es que los restos se encuentran debajo de poblaciones actuales o incluso cementerios, imposibilitando su excavación y estudio; o se ven amenazados por el aumento de la superficie cultivada del valle del Nilo, en continuo crecimiento a causa de la presa de Asuán.

Por último, no debemos olvidar un problema respecto a terminología. Actualmente conocemos 3 términos que se referentes a poblaciones, pero cuyo significa concreto no es del todo claro:

Niwt traducido normalmente como “ciudad”niwt001

Dmi sería algo así como “pueblo grande”

demi001

wHjt podría traducirse como “aldea”

wht001

Los antiguos egipcios no tenían ningún término para designar la capital como tal, y es que, aunque nos resulte chocante, los egipcios no tenían una capital como la conocemos hoy en día, y la corte real egipcia, al ser itinerante (recorriendo el país movida por ceremonias religiosas o intereses políticos) no se detenía mucho en las ciudades. Aunque resulta evidente que, según el momento histórico, siempre existió una ciudad que por su situación o su importancia económica y/o religiosa, fuese el centro administrativo y político del país, de ahí que muchas veces se hable de “capital”.

CIUDADES ORGÁNICAS Y CIUDADES PLANIFICADAS

Podemos decir que hay dos tipos básicos de ciudad en el Antiguo Egipto, en los cuales el modo de vida y la duración, es distinta:

Las ciudades orgánicas: es decir, las que crecen de manera espontánea. Las ciudades crecen por diversos motivos (causas religiosas, naturales o económicas) y se puede apreciar en la planta y el aspecto de la misma. Muchos de estos asentamientos surgían de una simple casa, un silo o reaprovechando las ruinas de una ciudad antigua. Lo más característico de estas ciudades son las murallas y los recintos sagrados del interior, gracias a los cuales se ve regularizada la disposición de las calles y las casas, generalmente de planta cuadrangular. El mejor ejemplo de este tipo de ciudad es Hieracómpolis.

Las ciudades planificadas: que son fundaciones reales y sirven de residencia a personal del culto y colonización interior.  También puede ser para trabajadores en explotaciones de materias primas y grandes construcciones, guardianes de fronteras y territorios ocupados. Las evidencias de la creación de este tipo de ciudades son muy numerosas y ya desde el Reino Antiguo, siendo las más famosas las “ciudades de las pirámides”. El urbanismo de este tipo de ciudades parece que fue prerrogativa real, aunque en realidad el Estado se desentendía bastante de la ordenación de dichos centros, dando paso a un desarrollo interno muy libre que contrasta con la estricta disposición de las calles y de la muralla externa. El plano original era de planta ortogonal o hipodámico y a veces estaba dividida en barrios según la escala social de los habitantes. Los mejores ejemplos de este tipo de ciudad son Deir el-Medina, como ciudad de constructores, y Buhen como ciudad militar y defensiva al sur.

¿QUÉ PAPEL DESEMPEÑABA LA CIUDAD?

La ciudad era, ante todo, un centro que regulaba la vida económica, administrativa y política del área que circundaba. Además, estaba estrechamente unida a los templos y a los dioses que éstos albergaban, y su origen, desarrollo e importancia estaba subordinado a la religión.  Como muestra de ello es la cantidad de cosmologías y mitos religiosos que nos aporta cada ciudad.

Dependiendo de la época, las ciudades desempeñaron distintos papeles, pero durante su existencia, la ciudad actuaba como punto de referencia de la población, e incluso parecía un lugar mucho mejor y más seguro que las duras condiciones de vida del campo.

CIUDADES CONSERVADAS

LAS PRIMERAS CIUDADES (REINO ANTIGUO)

Pero, ¿se nos ha conservado alguna ciudad?

Pues aunque al principio lo he puesto muy difícil, si que se conocen algunas ciudades, ¡algunos restos han llegado a nosotros! Y los primeros de ellos son, nada más y nada menos, que del IV milenio a. C., la ciudad de Nekhen, conocida por el nombre de Hieracómpolis, y que actualmente se encuentra abandonada por completo.

La ciudad de Nekhen (que en egipcio significa “fortaleza”), conocida por su nombre griego de Hieracómpolis, es una de las ciudades más antiguas conservadas, formada por un conjunto de poblados dispersos de los periodos Pre y Protodinástico.  De esta mítica ciudad partió Narmer para la unificación de las Dos Tierras, convirtiéndose en el centro de culto del dios Horus y en la capital del Alto Egipto. Por desgracia, su estado de conservación es bastante pobre, ya que el tiempo, la reutilización de sus estructuras para viviendas posteriores, y la utilización de materiales muy perecederos como la madera y las esteras, han hecho que nos hayan llegado unos restos muy escasos.

En ésta página web tenéis un montón de información relativa a este yacimiento.

hierakoncity

Otra gran ciudad, y que según Manetón es de la I Dinastía, es Menfis, capital de Egipto durante el Reino Antiguo, y a la que se conocía con el nombre de “Muro blanco”. En origen fue una ciudad planificada pero acabó siendo orgánica debido a su enorme crecimiento, y a su situación estratégica (en el punto de unión del valle y el Delta) lo que le permitió mantenerse como una gran ciudad siendo solo eclipsada con la fundación de Alejandría por Alejandro Magno en el año 331 a.C.

Parece encontrarse a unos 20 km al sur de El Cairo, cerca de Saqqara Norte, aunque sufrió varias extensiones a lo largo de la historia hacia el sur. Lo único que se nos ha conservado son unos pocos monumentos como el coloso de Ramsés II o la esfinge de alabastro, que se pueden ver en el actualmente llamado Museo al aire libre de Mit Rahina.

Los primeros restos de una urbanización planificada conservados son del Reino Antiguo, y es el poblado de los trabajadores de Guiza, excavado por el equipo de Mark Lehner del AERA (Ancient Egypt Research Associates). Esta ciudad no contenía viviendas como tal para familias, sino solo para trabajadores. Fue una ciudad de artesanos, técnicos y constructores, que habría existido hace más de 4500 años en esta área. Lehner asegura que este poblado podría haber alojado hasta 20.000 personas, muchas de ellas trabajadores temporales, que participaban en mayor o menor medida en los diferentes períodos de construcción de las pirámides. Además, no solo se ha hallado el poblado, sino también las propias tumbas de los trabajadores, construidas por ellos mismos en sus “ratos libres”. Gracias a estos hallazgos podemos saber cómo se alimentaban los constructores, que eran personas libres (y no esclavos como dicen por ahí), qué dolencias sufrían y cómo eran curados.

REINO MEDIO, EL PARADIGMÁTICO CASO DE EL-LAHUN

Respecto al Reino Medio, tenemos una continuación en las principales ciudades, que fueron creciendo y diversificándose como ocurrió con Menfis. Y por otro lado tenemos un caso paradigmático, que es la ciudad de el-Lahun, fundada por Senuseret I cerca de su pirámide, y cuyo objetivo era el mantenimiento del culto funerario.

Debido a su buena conservación, podemos desgranarla para saber un poco más de ella. La ciudad se encuentra en un plano rectangular, rodeada de un murete, y parece haber sido planificada sobre una cuadrícula, pero sometida desde el primer momento a la imperiosa necesidad de ahorrar espacio, y por tanto, a la supresión de lo que hoy llamaríamos espacios libres y de un elevado número de calles que ocuparían buena parte del precioso suelo disponible. Por razones que ignoramos (ya que no tenemos motivos para pensar en razones de seguridad), vemos una distinción de zonas muy clara, con  una especie de ghetto en todo su flanco occidental: unas doscientas casuchas, de tres habitaciones como mucho y una terraza con su escalera de acceso, alineadas a los lados de largas calles paralelas, de cuatro metros de anchura. El barrio tenía su puerta de entrada por el extremo sudoeste y estaba totalmente separado del resto de la ciudad por una muralla igual a la exterior y estrictamente paralela a la calle principal, que corría -y era la única en hacerlo- de norte a sur.

Plano de Lahun (Fuente: Wikipedia)
Plano de Lahun (Fuente: Wikipedia)

Por su parte, el sector oriental de la ciudad, mucho más extenso que el anterior, hace gala de mayor variedad. Tuvo, en primer lugar, adosado al muro norte, un edificio de cierto empaque, que Petrie denominó acrópolis interpretándolo como residencia regia, primero, y de la autoridad ciudadana, después. Una escalera regia y una relativa abundancia de columnas parecen darle razón, pese a lo muy arrasado que estaba. En línea con este edificio, y en la acera de enfrente, hubo una decena de casas, en cada una de las cuales cabían veinte casuchas del barrio obrero antes descrito, aunque las habitaciones de estas casas tampoco eran muy espaciosas, sino angostas. Pero las casas en cuestión se permitían el lujo de tener salas y patios columnados, cuartos de baño e incluso pinturas murales. Aparte de estas mansiones evidentemente suntuosas, el resto de las viviendas es del mismo tipo de ciudad-colmena que el barrio oriental. Pese a las angosturas, la ciudad no debía resultar muy agobiante, porque todas estas casas eran de una sola planta, y las otras, las de lujo, de dos.

Otra de las ciudades paradigmática del Antiguo Egipto es Tebas, cuya importancia política comenzó a partir de la XI Dinastía extendiéndose a lo largo de todo el Reino Nuevo. Su prosperidad se debió a que fue el lugar de origen de las dinastías XI, XVII y XVIII, además de albergar el santuario a uno de los dioses más importantes: Amón.

Aunque hay indicios de la ciudad desde el Reino Antiguo, no será hasta la XVIII Dinastía cuando podamos ver una evolución urbana, motivada por la fundación de los llamados “templos de millones de años”, y por la gran importancia religiosa que adquieren durante esta época las procesiones de las imágenes divinas desde Karnak hasta diferentes puntos de la ciudad.

LAS GRANDES CIUDADES DEL REINO NUEVO

Otra de las ciudades más conocidas es Deir el-Medina, fundado por Tutmosis I. Se trata de otra ciudad de obreros y artesartesanos, en este caso los encargados de construir las tumbas de los valles de los reyes y reinas, y que se conocía como “Lugar de la Verdad”.

Se fundó con dimensiones reducidas: cuarenta casas rodeadas por una muralla, pero nunca dejó de crecer, alcanzando su máximo esplendor en tiempos de Seti I y Ramsés II, con cincuenta casas en el interior del recinto amurallado y setenta fuera de él. Fue abandonado en tiempos de Esmendes I, alrededor del 1170 a. C. Un segundo renacimiento se produjo con la Dinastía Ptolemaica, pero no llegó a la prosperidad anterior y pronto fue de nuevo abandonado.

Vistas del poblado de Lahun (Fuente: Wikipedia)
Vistas del poblado de Lahun (Fuente: Wikipedia)

Toda la ciudad estaba amurallada y formaba un rectángulo, dentro del cual se distribuían las viviendas a lo largo de una calle central que atravesaba el pueblo. Pero lo que mejor conocemos de esta ciudad son sus documentos, ya que se hallaron numerosísimos ostraca en el basurero de la ciudad ¡una auténtica mina para un arqueólogo!, y aquí podemos leer los aspectos más íntimos de los antiguos egipcio.

Y por supuesto no podemos olvidarnos de la ciudad de Akhenaton, Tell el-Amarna, conocida por el nombre de Akhetaton “el horizonte de Atón”, fundada de nueva planta en el quinto año de reinado del faraón hereje. Una ciudad muy excavada, explorada y estudiada, y que nos ofrece una información fundamental respecto a la estructura de las capitales.

Ruinas de Amarna (Fuente: WIkipedia)
Ruinas de Amarna (Fuente: WIkipedia)

Fue una ciudad construida con grandes prisas y ocupada por un volumen considerable de población. Sin embargo, tuvo una breve existencia. Estructurada en una gran vía que recorría la ciudad de norte a sur, comunicando sus diferentes palacios y templos, y con una planificación inexistente en la zona de hábitat. En esta ciudad nos encontramos con unas pocas calles amplias, comunicando los distintos barrios; mientras, las concentraciones de casa se entrelazan y suelen estar mezcladas las grandes y las pequeñas (es decir, los pobres vivían al lado de los ricos, sin formar barrios determinados). Lo que más llama la atención de la ciudad, es que las plantas de las casas particulares son extraordinariamente uniformes. Pero de estas casas y de muchas otras, hablaré en la siguiente entrada 😉

BIBLIOGRAFÍA:

  • ESPINEL, D.  “Ciudades y urbanismo en el Egipto Antiguo (CA. 3000-1069 A.C), en Studia Historica. Historia Antigua nº20, 2002: 15-38.
  • KEMP, BEl Antiguo Egipto. Anatomía de una civlización. Ed. Crítica, Barcelona, 1992.
  • PECK, W. H. The material world of Ancient Egypt, Cambridge University Press, 2013
  • SZPAKOWSKA, KDaily life in Ancient Egypt, Blackwell Publishing, Oxford, 2008.

Si quieres utilizar este texto perteneciente a Papiros Perdidos, no olvides citar de la siguiente forma:

Velasco Pírez, Aroa. Las ciudades del Antiguo Egipto. (27 de septiembre de 2015) Papiros Perdidos [Blog] Recuperado de: https://papirosperdidos.com/2015/09/27/las-ciudades-del-antiguo-egipto/ [Consulta: fecha en que hayas accedido a esta entrada]

 

Anuncios

Escrito por

Licenciada en Historia, especialista en el Antiguo Egipto. Me apasiona el Reino Antiguo, su sociedad y su religión.

2 comentarios sobre “Las ciudades del Antiguo Egipto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s