Capítulo 2: “Betrayal”

No es mi intención destripar la serie a nadie, así que advierto que puede haber spoilers.

Ya nos vamos metiendo en la historia de Tutankhamon, y en este segundo capítulo, en donde vemos como el faraón recupera su poder, tenemos unos cuantos temas interesantes que se pueden extraer de la serie:

¿Tutankhamon no tuvo hijos?

Uno de los temas entorno al que gira este segundo capítulo es la necesaria descendencia entre Ankhesenamun y Tutankhamon, y se nos cuenta que la reina tiene problemas para ser madre, habiendo perdido ya a dos hijos.

Pues bien, en la tumba de Tutankhamon se encontraron dos pequeños ataúdes en donde se puede leer simplemente “el Osiris”, sin ningún nombre específico. Dentro de cada ataúd tenemos otro ataúd y dentro de cada uno de ellos dos minúsculos fetos momificados.

Pequeños ataúdes con fetos momificados (Reeves 1991: 125)
Pequeños ataúdes con fetos momificados (Reeves 1991: 125)

La primera momia medía menos de 30 cm de altura, y estaba en muy buen estado de conservación. Tenía incluso una máscara de cartón dorado, quizás un poco grande para el feto. Y la segunda momia, peor conservada y algo mayor (39,5 cm de altura) no tenía máscara in situ, pero si que fue realizada, ya que fue hallada por Davis en el año 1907 en el pozo 54.

Tras los estudios de las momias, se concluyó que la primera momia había sido (probablemente) una niña nacido prematuramente, y sin embalsamar; mientras que la segunda momia, muy bien dispuesta con vendajes y almohadillas, tenemos a otra niña de unos 8-9 meses de gestación, y estaba completamente embalsamada. Se sabe que esta niña había tenido una enfermedad llamada “deformidad de Spengel”, conjuntamente con espina bífida y escoliósis.

Debido al hallazgo en la propia tumba, no se duda de su parentesco con Tutankhamon. Con quien no lo tenemos tan seguro es con la madre, aunque debería ser Ankhesenamun, puesto que no se conoce que tuviera otra esposa.

No es la primera vez que se encuentran hijos en las tumbas de sus padres, y menos en la XVIII Dinastía. Tenemos por ejemplo el caso de Webensenu, hijo de Amenofis II enterrado en la KV35 entre otros.

¿Tuvo Tutankhamon hijos? Parece ser que si, y las fuentes arqueológicas nos lo demuestran con estos dos fetos, con los cuales tuvo lugar el fin del linaje de la XVIII Dinastía.

LOS NOMBRES DEL FARAÓN

En otra escena de la serie, sale Tutankhamon proclamando a los cuatro vientos sus nombres. Y os preguntaréis ¿pero no solo se llamaba Tutankhamon? Pues si, y no.

La titulatura oficial de los reyes egipcios estaba compuesta por 5 nombres y quedó totalmente establecida durante en Reino Medio: 3 se relacionaban con las divinidades, y 2 con el gobierno sobre las Dos Tierras. Estos nombres son: el nombre de Horus, nswt-bity (el de la caña y la abeja), nbty (el de las dos señoras), Hijo de Re y Horus de oro. Cada uno es distinto del anterior y la combinación de los mismos es única para cada soberano.

Tutankhamon ante el pueblo
Tutankhamon ante el pueblo

Como os comentaba, será a partir del Reino Medio cuando esta titulatura será adoptada por todos los reyes egipcios, incluso por los reyes persas o romanos. Y es que en Egipto el nombre es parte de la esencia de la persona, y por ello uno de los peores castigos era que fuese borrada su memoria eliminando el nombre (dammatio memoriae).

Vamos a explicar un poco cada uno de los nombres y luego veremos los nombres concretos de Tutankhamon.

Hr, “Horus”

Es el nombre más antiguo, anterior a la I Dinastía. El nombre aparece dentro de un serej (la representación esquemática de la fachada de palacio) y un Horus.

Nbty, “el de las dos señoras”

Surge en la I Dinastía, y hace referencia a dos grandes divinidades: Nekhbet, diosa con forma de buitre y del Alto Egipto, y Wadjet, diosa cobra del Bajo Egipto. Ambas diosas aparecen encaramadas a un bilítero jeroglífico que se lee nb (y que al ser un dual se lee nbty). Este nombre suele reflejar las características del rey.

Hr nbw “El Halcón de oro”

Se incluye en la titulatura desde la IV Dinastía. De nuevo tenemos otro halcón, esta vez encaramado a un signo que se lee nbw y que se traduce como “oro”.

Su significado y su origen son muy controvertidos, y suele reflejar alguna característica del rey.

nswt-bity “el de la caña y la abeja”

Aparece durante la I Dinastía. Es el nombre de ascenso del rey al trono y hace referencia al gobierno de las dos partes del país, simbolizado cada uno por los símbolos del título, que preceden al nombre situado dentro del cartucho.  Es uno de los títulos más complejos, pues no se sabe con certeza el porqué de estos símbolos (la caña y la abeja) y su relación con la dualidad del país.

SA Ra “Hijo de Re”

Es el nombre de nacimiento y también suele preceder al nombre en cartucho. Lo tenemos en la V Dinastía, momento en el cual la realeza se vincula de una manera muy especial con Re, hecho que se refleja sobre todo en la construcción de los nuevos templos solares, pasando a ser centros de culto abiertos y con la intención de trasmitir la idea de una divinidad visible y no oculta.

Y en concreto, los nombres de Tutankhamon son:

Hr, “Horus”:

horus

kA nxt twt mswt

“Toro poderoso, nacido completo”

Nebty “el de las dos señoras”:

nbty

Nbty nfr hpw sgrH tAwy sHtp nTrw nbw

“Rey del Alto y del Bajo Egipto, el que con justicia calma las dos tierras, propicia a todos los dioses”

Hr nbw “Horus de oro”:

hr nbw

Hr-nbw wTs xaw sHtp nTrw

“El Horus de Oro, el que muestra las insignias, que propicia a los dioses”

Nswt-bity “el de la caña y la abeja”:

nswt bity

Nswt-bity Nb xprw-Ra

“El de la caña y la abeja, el señor de las apariciones en gloria”

SA Ra “Hijo de Ra”:

Tendrá dos nombres. El primero refiriéndose a Atón, pero cuando acabe la época amarniense, se modificará:

sa ra aton

sA-Ra twt anx itn “Imagen viviente de Atón”

sa ra amon

sA-Ra twt anx imn HqA Iwnw Sma “Imagen viviente de Amón, gobernador de Heliópolis”

Junto a los nombres los reyes tenían diferentes emblemas que simbolizaban su poder, en especial las coronas, que salen mucho en la serie.

doble coronaLas más importantes eran la corona blanca del Alto Egipto, y la corona roja del Bajo Egipto, resultando la unión de ambas en la doble corona.

Otra de las coronas más importantes, y que aparece en la serie (cuando regresa Tut y se cuela en la ceremonia de su hermana y esposa y Ka), es la corona azul, asociada en muchas ocasiones de manera errónea con la guerra.

corona azul 2

Como podéis ver tiene forma de casquete y estaba realizada en tela azul. Se solía utilizar en las ofrendas a los dioses o incluso se la ha visto en la ceremonia de la apertura de la boca. Desconocemos el significado exacto de esta corona, aunque muchos investigadores opinan que se la relaciona con la energía necesaria para gobernar Egipto, y parece ser que aparece en el Segundo Periodo Intermedio. También se la relaciona con la diosa Uerethekau.

Ka con la corona azul
Ka con la corona azul

Y si nos fijamos en la corona que luce la reina en un momento de la serie, nos encontraremos con un error fatal. La reina lleva la corona azul de la reina Nefertiti, un tocado diseñado exclusivamente para ella. Sin embargo, no tenemos constancia de su uso más allá de Nefertiti. Si que lo vemos por ejemplo en el primer capítulo, cuando aparece la reina junto a Akhenaton portando esta corona.

LA CERVEZA EGIPCIA

En una escena ya casi final de la serie, Lagus ofrece a Tut un trago de algo. Ese algo es cerveza, uno de los elementos (junto al pan) que constituía la dieta básica de un egipcio.

Pero nos encontramos con otro error, pues la cerveza egipcia no era como la que bebemos actualmente, sino que era una cerveza que “se comía”. Era tan espesa que se comía en cuencos como el gazpacho o el salmorejo actual, y por tanto, el destino principal era la comida, y no la bebida. Era un alimento rico en carbohidratos y azúcares, que proveían al egipcio de la energía necesaria. El nivel alcohólico de esta cerveza variaba según el proceso de fabricación y podía llegar hasta los 14º; pero la cerveza dedicada a la alimentación no contenía tanto alcohol.

H(n)qt
H(n)qt

Algunos historiadores, como Herodoto y Diodoro, consideraron que la cerveza fue elaborada a base de cebada; mientras que otros, como Plinio, sugirieron que fue realizada con trigo. En 1990, un equipo de especialistas de la Universidad de Cambridge llegó a la conclusión de que los egipcios elaboraron cerveza con uno u otro de estos cereales: cebada o trigo, pero la verdad es que hacen falta más estudios de laboratorio para conocer sus componentes de manera completa. A menudo, una variedad de frutas y condimentos como dátiles, higos, miel y especies, fueron agregados a la cerveza para acelerar el proceso de la fermentación.

Esta bebida, que encontramos por primera vez en los yacimientos predinásticos de Hieracómpolis y Abydos, se obtenía, bien en viviendas particulares, de lo que tenemos numerosas referencias en forma de estatuillas o maquetas, o bien por personas que se dedicaban expresamente a ello y a quienes podemos llamar cerveceros, especialmente si el destino de dicha bebida era para funcionarios o personas más pudientes.

Tenemos varios documentos en donde podemos ver paso a paso la elaboración de la cerveza. Uno de los más importantes es el Papiro de Zósimo, del siglo III a. C., con toda la problemática de temporalidad que ello conlleva, en donde se describe lo siguiente:

Los granos germinados de cebada y espelta se trituran en un mortero, y con su harina se fabrican panes de cerveza que una vez horneados se dejan algo húmedos en su interior, y una vez fríos se trocean introduciéndolos en jarras con agua y azúcar. Después se le añade levadura y cuando termina la fermentación se trasiega en una cuba, diluyéndose y tamizándose varias veces estrujando la masa y guardando el líquido final en ánforas y almacenándose en cuevas frescas

Otra fuente fundamental de la que disponemos es la tumba de Ty en Saqqara, un personaje importante de la V Dinastía. En dicha tumba podemos observar el proceso de elaboración del pan y de la cerveza.

Como ya he comentado, tenemos varios tipos de cerveza dependiendo de su proceso de fabricación, encontrándose reseñas de hasta 17 tipos distintos. La más común y consumida por la mayoría de los egipcios era la cerveza hnkt, la cerveza espesa y base de la alimentación. Pero la gente más pudiente tomaba una cerveza más elaborada y mezclada con sustancias aromáticas.

tut bebiendo cerveza

LA MÁSCARA DE TUTANKHAMON

Vemos como el joven rey mira pensativo su propia máscara funeraria, quizás el elemento más significativo de su tumba y su imagen misma.

La máscara representa al joven rey como dios Osiris, lleva el tocado nemes, en la frente lleva el buitre y la cobra, es decir, a las diosas Nekhbet y Wadjet, y en el mentón la barba divina (si, esa que se despegó hace poco) de oro, formando una trenza.

Cada una de las piezas fue construida con oro macizo, incrustada con loza azul, cristal, cornalina y lapislázuli. Los ojos, que parecen estar vivos, están hechos de cuarzo y de obsidiana, y presenta el maquillaje de kohl.

El pectoral, que termina en forma de cabezas de halcón, lleva incrustaciones de lapislázuli, cuarzo, feldespato verde, obsidiana y cristal transparente, y por encima de el había un collar.

Por otro lado, la parte posterior de la máscara contiene unos textos, como el capítulo 151 del Libro de los Muertos, identificando las partes de la máscara con varias divinidades.

Según los últimos estudios, esta máscara es una reutilización, pues aparece el nombre de un rey anterior: Nefertiti. La polémica está servida.

250px-Tutmask
Máscara de Tutankhamon

MATRIMONIOS DE CONVENIENCIA

Tut, para evitar un enfrentamiento con Mitanni (recordemos que en realidad no es su enemigo) decide mandar a una princesa a su corte, para llevar a cabo lo que se conoce como matrimonio de conveniencia. Pues bien, este tipo de “pactos” son muy comunes durante  el Reino Nuevo, ya que  las relaciones internacionales de Egipto se amplían. Sin embargo, dichos matrimonios no son como nos cuenta la serie, como os voy a explicar.

Ya antes de Tutankhamon, los faraones del Reino Nuevo solicitan a los reyes orientales (hititas, babilonios…) princesas para casarse con ellas y así fortalecer unos lazos políticos. El sistema egipcio reclama mujeres extranjeras para demostrar su poder universal, mientras que los hititas lo hacen más político: las hijas del rey hitita se dan en matrimonio a los reyes vasallos para acrecentar la influencia del primero y la lealtad de los segundos, como se puede ver en este caso:

He dado a Gashuliyawiya, la hija del rey, al país de Amurru, a la casa del rey, a Benteshina como esposa. En el país de Amurru ella es reina. En el futuro, el hijo y el nieto de mi hija reinarán en Amurru.

Pero los egipcios lo hacen de manera diferente, no como aparece en la serie (otro error fatal): los egipcios exigen princesas asiáticas y los hijos resultantes de la unión son educados a la egipcia, y cuando vuelvan a sus países de origen deben lealtad a Egipto, persiguiendo el control político. Los egipcios no ofrecen a sus mujeres como esposas extranjeras, al contrario, exigen princesas extranjeras para añadirlas al harén y prefiere “importar” príncipes asiáticos.

La principal diferencia es que según la perspectiva hitita, de un vasallo se espera lealtad si tiene vínculos de sangre con el soberano; en la perspectiva egipcia, de un vasallo se espera lealtad si ha sido educado en Egipto.

Debido a estas diferencias, los egipcios tendrán bastantes problemas con los países donantes de princesas, ya que para los asiáticos, el matrimonio de la hija de un gran rey con otro gran rey es un matrimonio entre iguales y ella debe ser reina. Pero claro, las mujeres que suelen llegar a la corte del faraón suelen “desaparecer” en el harén real, sin ningún rol especial. Un ejemplo de esto es la llegada de una princesa de Mitanni que se presenta asi:

La gran Consorte Real Tiya, que viva. El nombre de su padre es Yuya, el nombre de su madre es Tuya. Maravilla llevada a su majestad: la hija del jefe de Naharina, Shuttarna (llamado) Gilu-Hepa, con 317 mujeres de su harén.

En este fragmento se puede ver que Tiya seguirá siendo la esposa real, mientras que la princesa mitannia desaparecerá en el harén; además de la importancia y el prestigio del número de acompañantes de la princesa.

princesa

BIBLIOGRAFÍA:
  • Geller, J. R. “From Prehistory to History: beer in Egypt. En The Followers of Horus: Studies Dedicated to Michael Allen Hoffman 1944-1990,  Friedman R., Adams, B., Oxford, 1992: 19-26.
  • Liverani, M., (2003): Relaciones internacionales en el Próximo Oriente antiguo , 1600-1100 a. C., Barcelona
  • Quirke, S., (1990): Who were the Pharaohs?: A History of their names with a list of cartouches, New York.
  • Reeves, N., (1991): Todo Tutankhamon, Barcelona.
Anuncios

Escrito por

Licenciada en Historia, especialista en el Antiguo Egipto. Me apasiona el Reino Antiguo, su sociedad y su religión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s