Contexto histórico y las fases constructivas

No conocemos con exactitud la fecha de su construcción, pero si que fue durante la fase ptolemaica (probablemente durante los reyes Ptolomeo IV y V), una etapa con continuas treguas y numerosos enfrentamientos armados entre Nubia y los egipcios. Sin embargo, los contactos entre Egipto y Meroe no se suspendieron en ningún momento, pues varios templos de la Baja Nubia recibían visitas de ambos bandos.

mapaDurante esta etapa, nubios y egipcios llegaron a vivir en paz en sus respectivas regiones, si bien con territorios fronterizos, tipo “tapón”, en los cuales la proyección e influencia políticas eran muy manifiestas.

Al hablar del templo de Debod, debemos situarnos a finales del siglo III y comienzos del siglo II a. C., y más concretamente en el año 205 a. C., fecha en que estalla una sublevación cargada de tintes “nacionalistas” en Egipto y apoyada, probablemente por Meroe. Dicha sublevación va a durar, aproximadamente hasta el 185 a. C. Durante este tiempo, las zonas más meridionales del país y la Baja Nubia quedaron fuera del control de los ptolomeos, un hecho que aprovecharán los meroitas para extender su dominio hasta la Primera catarata.

En este contexto tenemos al meroítico Adijalamani (200-185 a. C.), quien aprovechando la coyuntura política, construiría una primera capilla de culto –la capilla de Adijalamani-, núcleo original del templo y que luego podremos ver.

FASES CONSTRUCTIVAS

1ª. Imperio Nuevo hasta Adijalamni y la capilla de los relieves

Aunque las construcciones conservadas más antiguas corresponden al rey meroítico Adijalamani, no es aventurado deducir que en el mismo emplazamiento que ocupaba el templo pudo haber algún tipo de santuario o capilla al menos desde el Imperio Nuevo en adelante. Ya desde la XIX Dinastía el lugar tuvo cierta importancia religiosa por haberse encontrado un bloque datado en esta época con el nombre del rey Sety II (1201-1196 a. C).

Los arqueólogos polacos constatan en la memoria de sus excavaciones la existencia de restos de un edificio cronológicamente anterior a la capilla de Adijalamani, constituido por una sala empedrada, un pilono y una corta escalinata de acceso. Tales restos se localizaron entre los cimientos de los pilonos y el dromos del templo. Todo esto confirma la hipótesis de Hein que intenta explicar la gigantesca actividad constructiva en Nubia que llevaron a cabo los faraones de las XIX y XX Dinastías. Los gobernantes ramésidas dotaron a Nubia de numerosos templos y capillas que constituirían una cadena procesional a modo de estaciones de culto en la que se rendiría veneración al dios nacional Amón-Ra, y por supuesto, al faraón mismo.

Seti II (Wikipedia Commons)
Seti II (Wikipedia Commons)

Cabe suponer que con el advenimiento del Tercer Periodo Intermedio y el abandono político de Nubia por parte de Egipto, el sistema de templos nubios perdió vigencia, adoptando el posterior reino de Napata algunos de los principales centros en su propia red religiosa. No fue el caso del templo de Debod, que habría llegado en estado de completo abandono al siglo II a. C., momento en que se reutilizaron algunos de sus bloques para la erección del edificio consagrado por Adijalamani.

2ª Periodo Ptolemaico

Cuando concluyó el dominio meroítico sobre la región de la primera catarata, los soberanos Ptolomeos hicieron acto de presencia y un más o menos efectivo, dominio en todo el área de la Baja Nubia. Mientras duró esta influencia, se emprendieron obras de ampliación en los santuarios de la zona. Esta zona de la Baja Nubia queda sometida a un curioso régimen político de co-soberanía, lo cual explicaría la proliferación de templo híbridos, en los que encontramos cartuchos de gobernante ptolemaicos y meroíticos.

En Debod, los faraones ptolemaicos llevaron a cabo una serie de transformaciones y ampliaciones con el fin de engrandecer el santuario original. Por desgracia, la falta de nombres reales y de decoración incluso, hace muy difícil establecer el alcance de las ampliaciones ptolemaicas. Gracias a algunos nombres que tenemos, y a las noticias de antiguos viajeros que copiaron y anotaron ciertos aspectos del templo, tenemos a 3 faraones ptolemaicos que intervinieron en las ampliaciones del edificio.

Captura
3ª Periodo romano

Tras los ptolomeos y con la conquista romana de Egipto, y su adscripción a Roma a partir del año 30 a. C., tenemos algunas intervenciones suyas en Debod. Estas intervenciones datan de los primeros tiempos de dominación, y lo único que se ha conservado son las inscripciones de cartuchos pertenecientes a Octavio Augusto, aunque sabemos de la existencia de otros, como Tiberio.

estatua de César Augusto en el Museo Chiaramonti, Ciudad del Vaticano, Roma.
estatua de César Augusto en el Museo Chiaramonti, Ciudad del Vaticano, Roma.

La presencia de estas inscripciones se circunscribe al vestíbulo y a la fachada. Por esta razón, hay algunos investigadores que creen que dichos elementos arquitectónicos se construyeron entonces, pero lo más seguro es que ya estuvieran realizados desde época ptolemaica, siendo la intervención romana sólo de decoración. De este momento sería también el embarcadero, que remataría una vía sacra murada, y el supuesto mammisi.

4ª Periodo de abandono

Aparte de estas intervenciones, no se llevaron a cabo nuevas ampliaciones, y ni siquiera se llegaron a terminar los programas decorativos, quedando el templo inacabado, casi tal y como lo pudieron encontrar los primeros visitantes europeos de los siglos XVIII y XIX.

Gracias a su vinculación con el culto de Isis y su principal santuario, Filé, se aseguró el culto de Debod tras las intervenciones romanas. Durante la dominación bizantina también se pudo mantener el culto en Filé, de lo cual se beneficiaba Debod, y el mantenimiento del culto de Isis en el rus aseguró la pervivencia de santuarios satélites como el nuestro, incluso tras el edicto de Teodosio (391 d. C.). No será hasta que el emperador Justiniano, tras conquistar Nubia para el Imperio Bizantino, cuando se cierre Filé y se ponga fin al culto de Isis, y dejando marchitar el resto de santuarios. Debod fue abandonado para siempre.

Anuncios

Escrito por

Licenciada en Historia, especialista en el Antiguo Egipto. Me apasiona el Reino Antiguo, su sociedad y su religión.

Un comentario sobre “Contexto histórico y las fases constructivas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s