El templo como morada del dios

El templo en el Antiguo Egipto es la casa, la morada del dios. Era, a la vez, el punto de encuentro entre las esferas humana y divina. El templo no era un lugar para que el creyente particular realizase sus oraciones, era un recinto cerrado al que solo podían entrar los sacerdotes.

Los templos en el Antiguo Egipto eran la expresión simbólica del Cosmos vivo, una especie de imago mundi destinada a reproducir el momento creador del primer día y a propiciar por la celebración de los ritos, la permanencia y renovación de la creación original. Es por ello por lo que un templo egipcio nunca tenía término final, pues al igual que el universo era objeto de constantes ampliaciones y modificaciones.

Los templos egipcios fueron concebidos como complejos lugares en los que el mundo de los hombres, por medio del faraón, re-creaba mediante el culto el estado de orden y Justicia (Maat) que estableció el Demiurgo con motivo de la primera ocasión (sp tpy), el día de la Creación. Así, en ellos, nada era dejado al azar o a la improvisación. Por este motivo, y por el hecho de que son una densa y profunda manifestación cultural, suponen una ventana privilegiada desde la que observar y comprender multitud de aspectos de la religión y cosmovisión egipcias.

En la concepción egipcia del templo como microcosmos, tanto de Egipto en sí mismo (lugar central) como del lugar donde tuvo lugar la Creación (lugar original) las diferentes partes que lo componen arquitectónicamente no son sino cada una de las partes que conforman ese espacio mítico y simbólico.

Así los pilonos y puerta reproducen el akhet (horizonte) por el que sale el sol; las columnas, la vegetación; la naos la colina primigenia; y el muro del temenos, las aguas del Nun rodeando la Colina Primordial (=el templo entero). Todo esto se vería potenciado por la elección de los materiales y los colores que componen cada uno de los elementos.

templo

Anuncios

Escrito por

Licenciada en Historia, especialista en el Antiguo Egipto. Me apasiona el Reino Antiguo, su sociedad y su religión.

Un comentario sobre “El templo como morada del dios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s