La bailarina del logo de Papiros Perdidos

Hoy os vengo a contar el porqué del logo de Papiros Perdidos, porque es una imagen que está muy relacionada con el tema de investigación de mi tesis doctoral.

¿Qué es?

Logo_Papiros_PerdidosEl logo es una figura de una bailarina del Antiguo Egipto, que está levantando una pierna a la vez que estira los dos brazos hacia arriba y adelante. Este tipo de movimiento lo tenemos en algunas representaciones del Reino Antiguo, de las que luego hablaré.

Y ¿por qué una bailarina? Como algunos recordaréis, la imagen principal de Papiros Perdidos y que elegí como “logo” provisional, era la bailarina del ostracon de Turín, que está haciendo una pirueta acrobática, (el llamado “puente” de toda la vida).

foto01-bailarina-turin
Ostracon de la bailarina de Turín

Con el nuevo y auténtico logo, quería seguir dando importancia a las bailarinas egipcias, muy relacionadas con el tema de mi investigación doctoral. Y el resultado es esta bailarina, perteneciente al Reino Antiguo, y con un elemento muy significativo y llamativo: la trenza de pelo que porta.

¿Cómo es la bailarina del logo?

Esta bailarina lleva un faldellín corto, con el pecho desnudo (aunque algunas bailarinas pueden llevar vestidos con o sin el pecho al descubierto) y va descalza. De complementos podría llevar pulseras, brazaletes, tobilleras y collares; y su peinado, que es lo que más nos interesa, es una trenza lastrada.

fig. 1
Trenza lastrada (Arroyo 2001: 347)

Pero ¿qué es una trenza lastrada? La trenza lastrada está formada por una trenza y por un peso o lastre en la base de cerámica o de metal, siempre con la forma redondeada de un disco o bola. Se cree que ésta última albergaría en su interior corpúsculos que, al moverse, producían el efecto de un sonajero dotado de un poder apotropaico.

Es un peinado muy típico del Reino Antiguo, llevado por bailarinas y ocasionalmente por las arpistas, aunque tampoco se puede asegurar que se tratara de un elemento indispensable, quedando limitada a algunos ejemplos.

¿Cuál es la importancia de este peinado?

El cabello, al igual que en todas las sociedades (antiguas y modernas) es de vital importancia en el Antiguo Egipto, y el tratamiento del pelo iba más allá de la mera estética, convirtiéndose en un distintivo social y reflejando a su vez el cambio de estado o la condición en la vida de una persona. Existían modas de cada época y peinados identitarios. En el caso de las bailarinas, que es el que aquí nos ocupa, tenemos una trenza lastrada.

Vayamos primero al significado de la trenza por si sola, un peinado lleno de simbolismo. En el Antiguo Egipto, a la trenza se la asocia con la juventud y sobre todo con la infancia: los niños egipcios se suelen representar con una trenza (a veces una coleta) lateral y con el resto de la cabeza rapada, entre otras características (llevarse el dedo a la boca, aparecer desnudos, etc.). Esto nos evoca directamente al joven dios Horus, el hijo de Isis, quien aparece con la trenza lateral, siendo el mejor ejemplo de niño egipcio y convirtiéndose en el modelo virtuoso para todos los niños, además de invocar su propia protección.

Horus sobre los cocodrilos
Horus sobre los cocodrilos

Por otro lado, la trenza es también identitaria de una de las diosas más conocidas y complejas del panteón egipcio: Hathor. Esta diosa, vinculada al mundo femenino, es la diosa de la danza y de la música (entre otras cosas), así como la “Señora de Occidente”, de la necrópolis y del reino de los muertos, siendo vista como una fuente de renacimiento y regeneración del fallecido.

Uno de los epítetos de esta diosa es “la de la trenza”, siendo el determinativo el mechón de cabellos. Asimismo, se dice de ella que sus cabellos son dulces o perfumados y abundantes y largos; y las sacerdotisas que participaban en sus ritos se las llamaba “las de las trenzas” o “las de los bucles”. Por tanto, la relación entre Hathor y la trenza está bien documentada.

Capitel Hathórico
Capitel Hathórico (XIX Dinastía)

Pero claro, seguro que os hacéis una pregunta ¿cuál es la relación entre Horus y Hathor? Ya que Horus siempre se relaciona más con su madre, Isis. Pues bien, Hathor era originariamente la madre de Horus, quien le protegía en las marismas de Khemmis y a quien alimentaba en forma de vaca. Hathor tenía por entonces un rol más maternal, siendo una diosa madre, una vaca celeste, y de hecho, su nombre en egipcio es Hwt-Hr, comúnmente traducido como “La Casa de Horus”, cuya traducción más literal es “Útero de Horus” siendo el asiento del poder, cumpliendo las funciones de fertilidad, alimentación y protección, para con Horus. En jeroglífico vemos que su nombre está formado por el edificio o patio amurallado y dentro se encuentra Horus.

Captura

¿Qué tiene que ver todo esto con nuestra bailarina con trenza lastrada?

Vamos a ir uniendo cabos. Tenemos una bailarina, con una trenza lastrada que actúa a modo de sonajero, lo cual nos recordaría directamente a los sistros, instrumento musical también utilizado en danzas y bailes, y denominado comúnmente sonajero sagrado, consagrado a Hathor, y cuyo sonido se consideraba altamente protector, vinculándose a ceremonias de fertilidad, abundancia de agua, protección del ka en el más allá, como se da en el caso de las danzas.

Las danzas que tenemos en las tumbas del Reino Antiguo están vinculadas con Hathor directa o indirectamente. Tenemos por ejemplo la danza de los espejos, un objeto reservado al ámbito de la mujer, presidido por Hathor; su pulida superficie tenía reminiscencias del disco situado entre los cuernos de la diosa en su forma bovina y refleja el resplandor del sol, relacionándolo con Hathor como consorte del dios sol. El segundo elemento es el bastón en forma de antebrazo que termina en forma de mano, vinculado a Hathor debido a la alusión que se hace de la diosa como Mano de Atum en el mito de creación heliopolitano, siendo el aspecto femenino de la creación.

escanear0004
Danza de los espejos. Tumba de Mereruka (VI Dinastía)

Tenemos otra danza, conocida como la danza de iba, en donde tenemos a las bailarinas con los brazos alzados representando los cuernos de una vaca, es decir de Hathor en su forma bovina.

Danza de Iba
Danza de Iba. Mastaba de Mereruka (VI Dinastía)

Y por último, pero no por ello menos importante, tenemos la llamada danza hathórica, en donde las bailarinas echan el cuerpo hacia atrás con la trenza colgando a la manera de contrapeso de la pierna, lo cual nos recuerda al mito de Hathor exhibiéndose ante el dios Sol, o al encuentro del ka del difunto con la diosa que tiene lugar en el horizonte del este. No olvidemos que Hathor era una diosa funeraria, la Señora del Occidente, que recogía a los difuntos facilitando su tránsito al más allá. Y esta es nuestra bailarina.

escanear000666
Reconstrucción de bailarina de la mastaba de Ankhmahor (VI Dinastía)

Las danzas que han llegado hasta nosotros a través de la iconografía pertenecen todas al culto funerario y cada movimiento de baile corresponde a un rito funerario particular o a un aspecto determinado dentro del ritual funerario. De esta manera la audiencia puede ver fácilmente el progreso del proceso funerario, pues las bailarinas, mediante sus movimientos, informan a la audiencia de que el fallecido está recibiendo todos los ritos necesarios que más tarde recibirán los demás, y que tienen como fin la propia resurrección del difunto.

Además, estas danzas se inscriben durante las IV y V Dinastías, momento en el cual empieza a crecer en importancia el culto solar, con Hathor y Re a la cabeza. A este culto solar hay que añadir el papel de Hathor como “Señora del Occidente”, siendo la encargada de acoger al difunto en el Más Allá, al igual  que acoge al dios Sol cada anochecer hasta el día siguiente, día del renacimiento.

vs19.2.5z1
Hathor en forma de vaca (MM 19.2.5)
BIBLIOGRAFÍA:
  • Arroyo, R.P., La música en la era de las pirámides, Madrid, Centro de estudios egipcios, 2001.
  • Bleeker, C.J., Hathor and Thot. Two key figures of the Ancient Egyptian religion, Leiden, E. J. Brill, 1973.
  • Kinney, L., Dance, dancers and the performance cohort in the Old Kingdom, Oxford BAR International Series 1809, 2008.
  • Van Lepp, J., «The role of dance in funerary ritual in the Old Kingdom», en Schoske, Sylvia (ed.), Akten des vierten Internationalen Ägyptologen Kongresses, Hamburg, H. Buske, 1988; 385-394.
Anuncios

Escrito por

Licenciada en Historia, especialista en el Antiguo Egipto. Me apasiona el Reino Antiguo, su sociedad y su religión.

2 comentarios sobre “La bailarina del logo de Papiros Perdidos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s